Cross Cultural Management

Nuestro último post.

Posted on


Si Medellín es la ciudad de la eterna primavera quizá Bogotá es la ciudad del permanente sentir otoñal. Nos faltan los paisajes vestidos de rojo, ocre y amarillo pero tenemos un cielo gris que contrasta con el verde intenso de sus montañas. Y así en una tarde lluviosas como tantas que nos acompañan durante el año hoy deseo agradecer a cada uno de los que hicieron posible el desarrollo de este blog.

Aquí un poco de Monserrate, un poco de lo que prepararon Carlos Buitrago y su grupo luego editado por Leonardo Vergara.  Carlos aprendió de su profesora a dejar de lado su individualismo y se enfocó en un esfuerzo colectivo;  y para mí estos segundos significan su determinación y ante todo aceptación de las instrucciones del curso.  Leonardo fue de los callados en clase, pero con un gran talento para medios audiovisuales, espero que él pueda compartirlo mucho más en otras clases.

Monserrate (los invito a abrir este enlace, pero seguir leyendo nuestro último post 🙂 )

Aprendí en este semestre de muchos de mis alumnos y al final hasta de los más serios pude recibir una sonrisa.  A Ma. Paula con sus dotes histriónicos en nuestra clase de teatro la ví plena, como a Ma. Camila alcanzar la pirámide más alta. Karen siempre sonrojada, Robert serio pero atento. Los tímidos, los callados, los que tomaron mi clase en serio… y los que no tanto. Algunos dijeron sí profe aprendimos mucho y alguien más me dijo quedé con muchas ganas de viajar. Yo creo que lo más importante fue hacernos concientes de nosotros mismos, lo que somos y nuestra propia cultura. Y al reconocernos con nuestras limitaciones y también con nuestras riquezas poder contemplar a otros y poder disponernos a entender a otros. No sé si lo logramos, no sé si pudimos entender a los otros… pero lo intentamos.

Trajimos al salón de clase algunos invitados, experiencias, teoría y hasta teatro. ¡sí nos pusimos el salón de ruana! Una experiencia de 38 vidas compartiendo un semestre para convertirnos en mentes globales. Espero haber contribuido en cada uno de ellos y haber sembrado una semilla de inquietud intercultural para su futuro.

Gracias a Mauricio Escobar por invitarme a esta cátedra. A Jacqueline por ser nuestra lectora fiel. A quienes se decidieron a dar esa milla “extra”. A los que brindaron su esfuerzo a cambio de ser, participar y aprender y no por una nota.  A Dianne Hofner y a Marcelo Baudino, por su retroalimentación y acompañamiento.  Al equipo editorial, y a cada uno de los estudiantes que permitieron hacer de este espacio un intercambio de opiniones y conocimientos.

En Colombia a falta de estaciones la Navidad comienza con miles de luces por doquier. Ya se respira ambiente navideño y se preparan las fiestas tradicionales de fin de año. Desde este rincón a todos gracias.  Buen viento y buena mar.

Maryori Vivas.

Advertisements

Shalom Israel

Posted on Updated on


(Pedimos excusas por anterior publicación sin edición completa/ Apologies for previous post without complete edition)

(English follows Spanish)

Continuando con la programación de la clase y habiendo tenido ya acercamientos a China y Suecia, a una de nuestras clases llegó un hombre alto, de contextura gruesa y con cierta imponencia al hablar. Meidad Vaknin, israelí nacido en Haifa la ciudad más grande del norte de este país. Cuando comenzó su presentación nos expresó su deseo de hacernos sentir frustración a medida que fuera transcurriendo su testimonio.

Llegó sin pretender ser amable, siendo simplemente él, directo y honesto. Ha aprendido a modular su tono de voz, si en su país es normal aquí más de una vez ha sido motivo de tener que explicar que no está enojado, que simplemente habla así. Y es precisamente el tema de la comunicación un punto sensible de su experiencia. Fue llamado a trabajar en un proyecto del acueducto de nuestra ciudad, sabemos que a pesar de la poca cantidad de agua potable en Israel y su reducida extensión territorial (22.145 km²), lograron desarrollar conocimientos que los ubican como líderes mundiales en manejo de aguas. Nos contó alguna de sus anécdotas como aprender español de un costeño y pensar que la palabra mula significaba esposa. Al repetir lo que iba aprendiendo la gente se reía mucho, pensaba él que es porque era gracioso y no, era porque se estaban burlando de él. Así como tener que aceptar ayuda en la casa con una empleada doméstica o un conductor de la edad de su padre y que ayudara con las compras del supermercado.

Intentamos conocer la cultura israelí a través de los ojos de este hombre, que ha compartido diez años de su vida con colombianos, adaptándose a los cambios culturales y haciéndole frente a todo lo que este país trae consigo. Era notorio el patriotismo que definía a Meidad, pues cuando nos mencionaba los rasgos y características de su cultura lo hacía con un fervor y amor digno de envidiar. Nos manifestó la primacía del trabajo en equipo, la solidaridad con ellos mismos, la constancia y la honestidad, particularidades que aún los colombianos no manejamos a cabalidad. Durante su relato escuchamos varias veces: “cumplir o morir”. Supimos que en su país, hombres y mujeres prestan servicio militar obligatorio, pues, en palabras de Meidad “si no haces algo por tu país, no mereces vivir en él”; es allí, en el ejército, donde aprenden a sobrevivir, a confiar y ser compañeros de verdad, en donde descubren la esencia de la patria y demuestran el amor por ella.

Continuó resaltando la trascendencia del bienestar interior en cada persona, pues sólo en este estado podremos compartir tranquilidad con quienes nos relacionemos, y así seremos capaces de despojarnos de la pena, que según Meidad, es el mayor y más antiguo problema de los colombianos; esa gran carga que nos hace sentirnos algunas veces inferiores o equivocados, esa que como él afirmó es uno de los grandes aspectos que no nos permite avanzar a pasos agigantados.

Un par de horas nos ayudaron a entender varios aspectos que caracterizan a los israelíes, quienes a su vez, difieren de nosotros los colombianos en diversos factores, sin duda el manejo de tiempo y la identidad de patria que experimentamos. Él aún no entiende que el país se paralice por un partido de fútbol. Para Meidad, principios como la unión y la lealtad son indispensables para alcanzar el éxito en cualquier ámbito de la vida; para nosotros los colombianos, la diversión y el individualismo están muy por encima de dichos principios. Igualmente, comprendimos que el objetivo de Meidad en Colombia, aparte de fomentar el desarrollo de su empresa AMNETPRO, radica en ayudar a los colombianos, no sólo otorgándoles empleo y oportunidades, sino también enseñándonos que es posible salir adelante por nuestros propios medios, y, que las palabras “no puedo” y “no sé” están prohibidas en su empresa.

Se quedó con nosotros aquella lección de lealtad hacia nosotros mismos, nuestras familias, la compañía en la que laboremos y sobre todo al país que nos vio nacer. Meidad se fue recordándonos que debemos hacer una apertura de nuestra mente a todo lo nuevo que vivamos y que tenemos que adquirir un compromiso a actuar buscando el bien colectivo más no el individual. Gracias a él comprendimos que decir “no entiendo” no es sinónimo de falta de inteligencia, y expresarnos mediante un “no puedo” solamente es limitarnos y estancar el avance del país.

Después de todo no era tan imponente como pensábamos y más allá de todas nuestras diferencias decidió apostar por un proyecto de vida en nuestro país, aquí donde nació su hija menor y aprendió sus primeros pasos junto con la palabra gol. Aquí donde se quedó a desarrollar empresa y brindar estabilidad laboral a profesionales colombianos. Aquí donde aún le cuesta ver la calle llena de huecos y que nadie llega puntual. Finalmente cambió Haifa por Bogotá.

Shalom Israel

Continuing with the class schedule and having already approaches to China and Sweden, in one of our classes came a tall, heavily built and with a certain grandeur to speak man . Meidad Vaknin, born in Haifa Israel’s largest city in the north of the country . When he began his presentation he expressed his wish was to make us feel frustration all throughout his testimony.

He came without trying to be friendly ,being himself, direct and honest . He has learned to modulate his tone of voice , in his country it´s normal, but here more than once it has been a matter of having to explain that he is not angry, he simply just talks like that. It is precisely the issue of communication a sensitive point of his experience. He was called to work on a project of the aqueduct of our city , we know that despite the small amount of drinking water in Israel and its limited land area ( 22,145 km ² ) , they were able to develop skills that position them as global leaders in water management . He told us some of his stories like learning Spanish from someone native to the region in the coast “costeño” and how he thought the word mule meant wife. As he repeated what he had learned people laughed a lot, he thought it was because he was funny but that was not the case, it was because they were making fun of him . As well as having to accept help in the house with a maid or a driver the age of his father which helped with the grocery bags.

We try to know the Israeli culture through the eyes of this man, who has shared ten years of his life in Colombian , adapting to cultural changes and by facing everything this country brings. It was noticeable the patriotism that defined Meidad , when he mentioned the traits and characteristics of his culture he did so with fervor and love worthy of envy . He expressed the primacy of teamwork , solidarity with each other , perseverance and honesty , particularities Colombians still do not fully handle . During his story we heard several times: “do or die“. We knew that in his country , male and female military service is obligatory , in Meidads´ words: ” if you don´t do something for your country , you do not deserve to live in it ” , is there, in the army , where they learn to survive , to trust and be real companions , where they discover the essence of their country and demonstrate their love for such.

He continued by highlighting the importance of inner well-being in every person, for only in this state we may share peace with whom we are associated , and thus be able to rid ourselves from shame, which according to Meidad , it is the largest and oldest of the Colombians problem , that great burden that sometimes makes us feel inferior or wrong , as he stated that it is one of the great things that does not lets us move forward by leaps and bounds .

A couple of hours helped us to understand various aspects that characterize the Israelis, who in turn , differ from us Colombians in various factors, certainly in time management and homeland identity. He still does not understand that the country was paralyzed by a football game. To Meidad principles such as unity and loyalty are essential for success in any area of ​​life, instead for us Colombians, fun and individualism are well above those principles. We also understood that the purpose of Meidad in Colombia , besides encouraging the development of his company AMNETPRO , lies in helping Colombians , not only by giving them jobs and opportunities , but also by teaching us that it is possible to get by on our own , and , that the words “ I can´t ” and ” I do not know ” are prohibited in his company.

In this class we learned the lesson of loyalty towards ourselves, our families , the company in which we work and especially the country that gave us birth . Meidad was reminding us to open our mind to everything new that we live and that we have to make a commitment to act for the collective good over the individual. Thanks to him we understood that saying “I do not understand ” is not synonymous with lack of intelligence, and the expression ” I can not ” is a limit to the country’s progress . After all it he was not as strict as we thought and beyond all our differences he decided to live his life in our country , where his youngest daughter was born and learned his first steps along with the word goal. Here where his company was to develop and provide job stability to Colombian professionals . Here where he still struggles to see the streets full of holes and that no one will arrive on time . Finally changed Haifa for Bogotá.

Translated by: Somalia Ravelo

Ricardo, nuestro invitado y su cuento chino.

Posted on Updated on


(English follows Spanish)

El 3 de septiembre de 2013, el diario El Tiempo de Colombia, publicó una noticia sobre las violaciones de derechos contra la infancia en China, en donde mostró, que aunque el crecimiento económico de este país ha mejorado, las vidas de muchos niños y sus derechos de infancia, aún presentan graves preocupaciones. Ese mismo día nos encontrábamos en el restaurante Cooking Taichi del que hablamos en nuestro post anterior. Estábamos con nuestro grupo de negociación intercultural, acompañados de nuestra profesora, empapándonos más sobre la cultura Asiática. Ninguno de nosotros ha visitado China. Estábamos atentos a nuestro invitado, el encargado de revelarnos un poco del misterio y brindarnos algunos detalles relevantes a la hora de hacer negocios exitosos en China.

IMG_1301

Estuvimos en un almuerzo poco común, en medio de soya y verduras con vinagre. Ricardo Ramírez, encargado de la Tienda de Colombia en la ExpoShanghai 2010 y Gerente de Avia Export, nos acompañó en ese intento por conectarnos con China y aislarnos de la lluviosa Bogotá que nos abrigaba. Él inició su relato compartiendo anécdotas en un majestuoso país lleno de grandes misterios que durante la comida se dejarían ver ante nuestros ojos. Nos presentó a este país, no como una sola cultura, sino como la suma de muchas, compuesta por cincuenta y seis etnias diferentes, en donde las etnias pequeñas tienen de 1 a 2 millones de habitantes y las otras de 30 a 40 millones de habitantes. Resaltando que el 90% de la población pertenece a la cultura Han.

Ricardo se radicó en Shanghai durante seis meses participando en la Expo, feria universal, en la que participaron 140 países en un espacio de 5.28 Km2 (para quienes hemos visitado Corferias es tratar de imaginarnos un espacio 70 veces nuestro más grande espacio ferial).
Para esta feria, Colombia llevó por primera vez en su historia un contenedor con productos no tradicionales, lo que refleja la baja participación de nuestra nación, en negocios con la segunda potencia económica mundial, sombreros vueltiaos, chivas, café, artesanías se proponían conquistar la tierra del dragón. Fue interesante darnos cuenta, que lo que para nosotros los colombianos son productos masivos, comunes o regulares, para ellos son exclusivas piezas preciosas que son admirables y de gran valor y se relaciona con el estatus que los chinos buscan tener cuando poseen cosas que otros no pueden adquirir.

Tienda Colombiana Expo Shanghai 2010

Este personaje, que nos representa cada vez mejor, gracias a su experiencia obtenida en esa gran selva de cemento, es una persona que ha visitado más de sesenta países, quien afirma que ir a Shanghái, es como visitar un París en el siglo XIX. Describe a Shanghái, como una ciudad cosmopolita, con una infraestructura a la vanguardia de última tecnología, los mejores autos de lujo, rascacielos soberbios, avenidas amplias en perfecto estado y que posee las mejores boutiques del mundo. Incluso comentó, que después de estar en esta magnífica ciudad y llegar a Nueva York, sintió muy anticuada y desactualizada, a la que es hoy la capital del mundo, título que Ricardo dice haber sido arrebatado por Shanghái.

Disfrutando nuestro café – Enjoying our coffe

 

Tal vez por esa emoción que le ha contagiado poco a poco esa nación, al descubrirla y recorrerla, vivirla y entenderla, quiso desmitificarla otro tanto:

LOS CHINOS NO SON POBRES, En los últimos años, 300 millones de chinos salieron de la pobreza (aproximadamente ocho veces Colombia). Además, que ellos pagan hasta 5 dólares por un café en Starbucks, cuando un almuerzo puede estar alrededor de 50 centavos de dólar.
La tienda más grande de Louis Vuitton se encuentra en China. Allí, las personas hacen fila para entrar a este tipo de tiendas, como las de Channel, Prada, Armani, entre muchas otras. Incluso Ricardo contó, que realizó una visita a la tienda de Louis Vuitton, en donde vio carteras (bolsos) que costaban entre 6 mil a 18 mil dólares. Al terminar su recorrido y salir de allí, se dio cuenta de que las únicas personas que no salían con bolsas con productos de la tienda, eran su esposa y él.

LOS CHINOS SI HACEN PRODUCTOS DE CALIDAD, El concepto que tenemos los colombianos acerca de los productos chinos, es de desechables e inservibles. Lo que sucede es que muchos sólo se enfocan en productos de bajo costo. Luego simplemente nos dijo ¿dónde está hecho su iPhone? ¿dónde fabrica la ropa Tommy Hilfiger?

HACER NEGOCIOS, aunque China es un mar de oportunidades, es difícil hacer negocios con ellos por diversos factores, como su cultura, idioma y costumbres. Pero nos hemos dado cuenta que no es imposible. Orientados a relaciones de largo plazo, respetuosos con los mayores, buenos amigos y miembros de familia.

No somos tan diferentes a los asiáticos, pensamos, ya que Ricardo nos afirma las personas de China aún conservan esos lazos de familia, que son muy importantes para ellos. También, nos concluía que las amistades que se van creando a través del tiempo, son valiosas e incondicionales como lo pudo evidenciar al momento de devolverse de Shanghái a Colombia, sus amigos y colegas de trabajo, lo despidieron con un caluroso abrazo, algunas lágrimas y esperando su pronto regreso.
Una tras otra nos contó anécdotas de su viaje. El niño de ocho años que fue su traductor en alguna calle de Shanghai, o sentirse Brad Pitt en algún pueblo perdido de Guangzhou donde lo detenían en las calles para tomarse fotos con él. Así se pasaron las horas, departiendo con un colombiano más…sí tal vez sea uno más de tantos que han viajado y recorrido una nación llena de secretos en cada rincón; pero sin duda uno muy singular que logra describir el encuentro de dos mundos que les queda mucho por presentar.

Ojala algún día dejemos de lado el temor de negociar con China, podamos darle la relevancia que otros países de América Latina y nos aventuremos a explorar nuevos mercados con esa increíble nación, para que podamos crear excelentes relaciones con ellos, no solo como negociadores, sino poder disfrutar de los beneficios de esa amistad.

Mochilas
Artesanías – Handcrafts

Ricardo our guest and his Chinese tale. 

On September 3 2013 , the newspaper El Tiempo in Colombia , published a story about violations of the rights against children in China, where it showed that although the country’s economic growth has improved, the lives of many children and their childhood rights, still have serious concerns. The same day, we were in the restaurant Cooking Taichi we talked about in our previous post. We were with our group of intercultural negotiation, accompanied by our teacher, soaking more about Asian culture. None of us has visited China. We were attentive to our guest, he was the in charged to reveal some of the mystery and give us some relevant details of doing successful business in China.

Our guest in a Chinese temple

We were on a rare lunch amid soy and vegetables with vinegar. Ricardo Ramirez, manager of the shop ExpoShangai Colombia in 2010 and Avia Export Manager, joined us in the attempt to connect us with China and isolate the rainy Bogota wrap us. He began his story sharing anecdotes in a majestic country full of great mysteries that during the meal, he would let us see with our eyes. He introduced this country, not just as single culture, but as the sum of many , composed of fifty-six different ethnic groups , where small ethnic groups have 1 to 2 million people and the other 30 to 40 million . Highlighting that 90 % of the population belongs to the Han culture.

Ricardo settled in Shanghai for six months participating in the Expo, universal fair, attended by 140 countries in a space of 5.28 km2 (for those who have visited Corferias, it is like trying to imagine 70 times our largest exhibition space).

For this fair, Colombia took first in its history a container with non-traditional, reflecting the low participation of our nation, in business with the second world economic power, hats (sombreros vueltiaos), chivas, coffee, and some crafts, they tried to conquer the land of the dragon . It was interesting to realise that those Colombian products are massive products, common or regular, at least for us, otherwise, for them, the same products are unique pieces, admirable, precious, valuable and they are related to the status that the Chinese are looking to have, because of.they have things that others can’t acquire.

This character, who represents us every time better, thanks to the experience gained in that big concrete jungle , is a person who has visited over sixty countries, who claims that going to Shanghai, is like visiting a nineteenth- century Paris. He describes Shanghai as a cosmopolitan city, with infrastructure at the forefront of the latest technology, the best luxury cars, superb skyscrapers, broad avenues in perfect conditions and it has the best boutiques in the world. Even said that after being in this amazing city and get to New York, he felt very old fashioned and outdated, which is now the capital of the world, title that Ricardo said have been snatched by Shanghai.

Perhaps that excitement has infected little by little that nation, to discover and cross it , live it and understand it, he wanted to demystify another much:

THE CHINESE ARE NOT POOR, in recent years, 300 million Chinese out of poverty (approximately eight times Colombia). In addition, they pay up to $ 5 for a coffee at Starbucks, where a lunch can be around 50 cents.

The largest store of Louis Vuitton is located in China. There, people line up to enter these types of stores, such as Channel, Prada, Armani, among many others. Even Ricardo told that he visited the Louis Vuitton store, where he saw purses costing between 6000-18000 dollars. At the end of his visit at the store while getting out of there, he realised that the only people who did not come out with bags of the store were his wife and himself.

• CHINESE MAKE QUALITY PRODUCTS, Our Colombian concept about Chinese products, is disposable and useless. What happens is that many only focus on inexpensive products. Then he simply told us where is done your iPhone? where manufactures Tommy Hilfiger clothing?

DOING BUSINESS, although China is a sea of ​​opportunities, it is difficult to do business with them for several factors, including their culture, language and customs. But we have realised that it is not impossible. Oriented long-term relationships, respecting elder people, good friends and family members.

We are not so different from the Asians , we think, Ricardo said Chinese people still keep those family ties which are very important to them. Also, he concluded that the friendships created over time, are valuable and unconditional as it was evident when he returned from Shanghai to Colombia, his friends and colleagues, send him off with a warm hug, a few tears and waiting for his soon return.

One after another he told us his trip’ stories. The eight year old boy who was his translator on a street in Shanghai, or feel Brad Pitt in a lost village in Guangzhou where he was stopped by people in the streets to take pictures with him. Thus passed the hours chatting with a Colombian more… yes, maybe he is just one more of many who have traveled and routed a nation full of secrets in every corner, but certainly a very singular one that achieved to describe the meeting of two worlds that remains a lot more to be present.

Hopefully one day we set aside the fear of negotiating with China, we can give the relevance of other countries in Latin America and we would venture to explore new markets with this incredible nation, so we could create excellent relationship with them, not only as negotiators, but to enjoy the benefits of their friendship.

La senda global

Posted on Updated on


(English follows Spanish)

Es agosto del 2013 y cuántas cosas han cambiado desde mi primera clase de Cross Cultural Management. Recuerdo vagamente que fue hacia 1993 – tal vez – nuestro profesor era de Estados Unidos, y como una gran odisea futurista dijo en su primera clase: ¿saben ustedes qué hace un profesor al llegar a su clase en Hong Kong? Y todos respondimos noooo; lo que siguió nos deslumbraba… “dice: por favor apaguen sus teléfonos celulares”. Para aquel entonces lo máximo que teníamos en nuestro entorno eran teléfonos públicos con moneda y los buscapersonas.

El mundo ha ido cambiando,  yo por fortuna he podido irlo recorriendo, vivir sus cambios, pero además por esos azares del destino… ahora soy yo la profesora.

Ya no sorprende que se diga apaguen sus teléfonos, de hecho es casi un estándard tácito que en clase  todos mis alumnos tienen su teléfono inteligente, su tableta o kindle y sus textos de estudio en formato PDF. Vivimos a otro ritmo y por eso mismo la globalización nos marca una pauta o senda, de la cual simplemente no podremos escapar.

Este blog es un proyecto de clase, el cual lidero y espero compartir con ustedes desde Bogotá – Colombia, a 2.630 metros más cerca de las estrellas, rodeados de montañas verdes y frondosas de la Cordillera de Los Andes y desde donde queremos interactuar, aprender y aportar. La interculturalidad no se aprende aislados en un salón de clase, ni nos volvemos culturalmente inteligentes si no logramos que la teoría trascienda las puertas de nuestras aulas y que al confrontarnos en medio de coincidencias y disensos nos podamos comunicar.

¿Nos ayudan en nuestra aventura?  Espero que sí,

Hasta pronto,

Maryori Vivas
maryori.vivas@correo.usa.edu.co

 

The Global Path
(Translated by Amal Morales)

It is  August 2013 and many things have changed since my first class of Cross Cultural Management. I vaguely remember it was around 1993 – maybe – our teacher was from the United States, and as a futuristic odyssey she said in his first class: do you know what a teacher does when he/she arrives at a classroom in Hong Kong? And all responded noooo, what followed dazzled us … “he/she says please turn off your cell phones.” By then the most we had in our environment were coin payphones and pagers.

The world has changed, I’ve been watching, live their changes, but also by those accidents of fate … now I’m the teacher.

It is not surprising that now day’s teachers say turn off their phones, in fact it’s almost a tacit standard class my students have their smartphone, tablets or kindle and textbooks in PDF format. We live at a different place and globalization take us to a different pattern or path, in which we simply can not escape.

This blog is a class project, which I lead and I hope to share with you from Bogota – Colombia,at 2630 meters closer to the stars, surrounded by lush, green mountains of the Cordillera de Los Andes from where we want to interact, learn and contribute. The cross cultural  is not learn isolated in a classroom, we doesn’t become culturally intelligent if we think that the theory don’t transcends the doors of our classrooms but if we confront the disagreements we can communicate.

Do you help us in our adventure? I hope so,

Until next time,

Maryori Vivas
maryori.vivas @ correo.usa.edu.co